Page 117 - Cultura Contributiva en America Latina
P. 117
mentos de la Cultura Tributaria en el Ecuadordice el artículo 3º del Código Tributario, el que no haya tributo sin ley y que
esté no tenga carácter retroactivo, significa una aplicación del derecho de
seguridad jurídica y un freno a la arbitrariedad de quienes ostentan el poder
público. Por otra parte, establecido el tributo, debe adecuarse a la capacidad
contributiva del sujeto pasivo de la relación jurídico-tributaria, o incluso
exonerársele, pues repugna a la más elemental razonabilidad que todos
los ciudadanos, de distintas condiciones económicas, contribuyan en igual
medida, con el riesgo de provocar nefastos desequilibrios sociales. Por último,
la ley tributaria, como toda ley, es general, no discrimina arbitrariamente,
se aplica a todos y para todos los que se encuentran en la hipótesis que
constituye el hecho generador del tributo.
En lo que se refiere a la cultura tributaria, es fundamental para su construcción
el conocimiento de los alcances y límites de la potestad tributaria, que del
lado del contribuyente se traducen en derechos frente al ejercicio del poder
público. Bien es verdad que el individuo tiene inexcusables obligaciones de
justicia frente a la sociedad política, pero no es menos cierto que la justicia
también implica la moderación en el ejercicio de la autoridad pública, y
concretamente, el establecimiento de tributos justos y la determinación
precisa de las obligaciones y deberes tributarios.
Una cultura tributaria, en suma, no significa que el contribuyente deba adoptar
conductas sumisas frente al acreedor tributario o que la Administración
Tributaria pueda recaudar de modo discrecional, según su entender o en
atención a las vicisitudes del momento, o en fin, que el poder público en su
aspecto tributario pueda pasar por alto la juridicidad y la racionalidad. En
suma, consideramos que la cultura tributaria no se opone a la libertad y a
la justicia y bien puede decirse que también se extiende esa manifestación
cultural hacia la exigencia de una corrección en el comportamiento de la
Administración Tributaria frente al contribuyente.
En especial, debe destacarse la necesidad de que el sistema tributario y el
conjunto de los tributos cumplan con los dictados de los principios de
proporcionalidad y de capacidad contributiva. Estos postulados son también
conformes con la justicia, como lo es también el deber de tributar.
La justicia de la tributación no se mide sólo cuando un tributo en particular
–impuesto a la renta, al valor agregado, etcétera– es diseñado según las
limitaciones de los susodichos principios, sino que también, mucho más
aun, cuanto la totalidad de la carga tributaria que el común de las personas
soporta no afecta a su estabilidad económica, es decir, cuando el conjunto

116
   112   113   114   115   116   117   118   119   120   121   122