Page 122 - Cultura Contributiva en America Latina
P. 122
• Multa; Juan Carlos Benalcázar Guerrón
• Clausura del establecimiento o negocio;
• Suspensión de actividades;
• Decomiso;
• Incautación definitiva;
• Suspensión o cancelación de inscripciones en los registros públicos;
• Suspensión o cancelación de patentes y autorizaciones; y,
• Suspensión o destitución del desempeño de cargos públicos.

VI. A manera de conclusión

La principal idea que deseamos destacar de lo que queda expuesto es que la
cultura tributaria debe nacer de la conciencia moral y cívica de los ciudadanos.
Para hablar de los buenos hábitos del contribuyente y del juicio crítico sobre
sus derechos y obligaciones, es necesario fomentar la educación en las
virtudes sociales y cívicas, de modo que el acatamiento del deber sea, ante
todo, voluntario. La cultura tributaria, por el contrario, no es propia de quienes
actúan con el peso de la coacción, de la fuerza, o de quienes consideran
injusta e ilegítima la carga que se les impone.
La idea de cultura tributaria, por tanto, exige que el Estado tenga un elevado
grado de moralidad, de eficacia y de eficiencia. Consideramos que el fomento
de la cultura tributaria debe tener como evidente contraparte la lucha
auténtica y decidida contra la corrupción y el abuso de los recursos públicos.
Esto debe manifestarse, no en los puros discursos elaborados por los expertos
en la mercadotecnia política –nada reales y por demás interesados– sino en
resultados visibles y francos.
Además, la cultura tributaria también se crea cuando el ciudadano observa
que el sacrificio de su patrimonio se compensa con el aumento del bienestar
general y con el cumplimiento de los objetivos y cometidos públicos. Por el
contrario, la cultura tributaria descenderá –por decirlo de algún modo– cuando
el incremento en los ingresos públicos por vía tributaria no se corresponden
con las aspiraciones de la sociedad, y en suma, con el bien común.
Es evidente que en un ambiente social perverso y negativo, donde campea la
corrupción y la mediocridad, que se suma al ingente gasto público innecesario,
sólo se podrá hablar de un mero aumento en la recaudación, hecho por medio

121
   117   118   119   120   121   122   123   124   125   126   127